Menu

Poeta José Martiniano Paredes

Un anécdota

Se caso en el año 1956, cuando tenía 42 años, con Olga Santochi. Ella era 20 años menor y también disfrutaba de la poesía.

Antes de conocer a José, mientras estudiaba en Tucumán “Declamación y Arte Escénico”, ocurrió este anécdota que Olga dejó escrito:

“Estaba yo estudiando en Tucumán y vine a La Rioja  a dar un recital poético. Fue en el salón de la Escuela Normal.

Al final del programa incluí poemas de autores riojanos y entre ellos estaba José Paredes. Hacía poco tiempo que se había publicado el libro “Rioja de Mi Canto” del que extraje el poema “Zamba”. Fue una presentación exitosa. Cuando recite “Zamba” hubo un verdadero estruendo de aplausos y, al prolongarse los mismos, habiéndolo visto a José en la segunda fila, me incline hacia él con un saludo y le cedí los aplausos. Tuvo que ponerse de pie y agradecer al público.

A la mañana siguiente recibí una carta suya. Hermosa carta.

Dos días después me invitaron a una fiesta que se realizó en el Asilo del Carmen. Me pidieron que recitara nuevamente “Zamba” y también lo hice, solo que esta vez me trague olímpicamente una estrofa y allí, en la primera fila estaba José. Al bajar del escenario le dije a mi papá (que estaba conmigo) lo que me había pasado, a lo que contestó: “Cuando termine el acto le pedís disculpas”. Yo estaba sumamente preocupada y así lo hice.

Pero cuán grande fue mi sorpresa al enterarme que José no sabía la poesía y por lo tanto no se había dado cuenta de la omisión de esa estrofa”.

Así, entre disculpas, surgió el noviazgo y compartieron 33 años de matrimonio.